Memoria de 2021

Como no podía ser de otra manera, este año de 2021 que acaba ha estado marcado por la pandemia de Covid-19, la cual ha cambiado nuestra vida y costumbres. Por fortuna, no hemos sufrido otro confinamiento estricto, pero sí toda clase de medidas profilácticas y restricciones con el fin de contener el virus. También se ha logrado el asombroso hito histórico de conseguir una vacuna funcional en un tiempo reducidísimo y de inmunizar a la mayor parte de la población española, cuyo civismo a la hora de aceptarla ha venido a ser un ejemplo a nivel europeo y también mundial, donde abunda el rechazo a una medida fundamental en la lucha contra la enfermedad.
Como resultado de la coyuntura y por precaución, la mayor parte del año lo he vivido de forma discreta y reservada, saliendo de casa solo cuando era necesario y reduciendo el contacto con mis amistades al correo electrónico, el chat y la videoconferencia, salvo en los casos más cercanos. Ha sido un año sobre todo dedicado a la vida familiar y al trabajo intelectual, en el que no ha faltado el de tipo físico. Solo a partir del momento en el que obtuve el privilegio de vacunarme rompí mi inercia de vida casi monacal.

Escritura

Este año me he dedicado a dos proyectos creativos. En primer lugar a colaborar con Nosolorol para tener lista la versión definitiva de Tambores de guerra, que llegará en breve a las librerías. Mi deseo era que estuviera impresa para la campaña de Navidad y así aprovechar esta época de compras de regalos, pero no ha sido posible. A estas alturas dudo que salga para Reyes, con lo que entiendo que la veremos en algún momento de enero (o de febrero), si los hados son propicios.
Finalmente será un libro de 224 páginas en blanco y negro con tapa dura y los personajes pregenerados a color. La maqueta será la misma que ya tuvisteis la oportunidad de ver en Los asesinatos del Juguetero y el apartado artístico es respetuoso con el libro anterior, pese a que la persona que lo ha desarrollado es distinta. El Juguetero tenía 124 páginas, así que Tambores es un libro más grande y más ambicioso que la obra original, cuyas historias están interrelacionadas y pueden formar una campaña mayor, si se unen. Incluye un extenso apartado histórico, cuatro aventuras largas, compuestas por un montón de historias breves, y las reglas del sistema Hitos adaptadas para jugar historias de los Mitos de Cthulhu. Es una campaña autojugable, pero en realidad también un juego de rol completo.
Pese a que como padre de la criatura siempre encuentro cosas que se podrían mejorar (raro es el escritor que no llegue a esa conclusión) estoy satisfecho con el resultado final. Creo que será un buen libro y que los lectores lo van a disfrutar. No es necesario haber leído o jugado previamente el Juguetero, pero será una experiencia más satisfactoria si se ha leído esta aventura antes. Así pues, si hay alguien que todavía no se ha decidido, Los asesinatos del Juguetero puede ser una buena lectura o campaña para jugar para estas vacaciones, con el fin de amenizar la espera.

Mi segundo proyecto creativo es Un tiempo de yugo y flechas*, una campaña de los Mitos de Cthulhu ambientada en la España de los años 40, que continúa la cronología de Tambores de guerra, la cual acaba en 1939. Seguirá el mismo formato de Tambores y tendrá puntos de conexión con mis dos libros anteriores; así pues, la idea es que haya una continuidad, aunque los protagonistas y las historias sean diferentes. Si os dais cuenta, estoy creando una línea de aventuras al estilo de la serie Cuéntame cómo pasó, pero con los Mitos de Cthulhu como trasfondo.
En los años 40 el fascismo ha triunfado, ha muerto la democracia y se ha impuesto un proyecto político reaccionario y punitivo. La gente sobrevive como puede en un marco de hambre, restricciones y mercado negro, en el que también la picaresca y el ingenio son la clave para sobrellevar el día a día. Es ahí donde los personajes jugadores van a tener que lidiar con una vida cotidiana llena de situaciones extrañas, retorcidas y a veces también hilarantes. En Un tiempo de yugo y flechas se mezcla el terror y el drama con el humor negro y el esperpento, para representar una nación llena de contrastes.
Estoy disfrutando mientras escribo esta nueva campaña y me lo paso muy bien planteando situaciones extrañas y alocadas, muy en la línea de las historietas de Bruguera, el cine de Berlanga, el de Fesser o el de Álex de la Iglesia. Ya llevo un tiempo jugándola con mi grupo de siempre y lo estamos pasando de maravilla recorriendo esa década tan fascinante como desconocida, pues en los planes de estudio se analiza de forma prácticamente forense, sin reparar en el detalle.
Todavía queda mucho para que el libro esté listo y debidamente probado, pero os iré contando poco a poco a medida que lo desarrolle. Ya sabéis que me gusta hacer las cosas de forma pausada para mantener un estándar de calidad bien alto.

*Efectivamente, su nombre original era Un país de yugo y flechas, pero decidí cambiarlo ;-)


Compras roleras

Si soy sincero, como no llevo un registro de lo que voy comprando y lo mezclo todo en mis estanterías, apenas sé distinguir lo que he comprado este año respecto a otros anteriores (risas). Así pues, voy a hablar de las cosas que puedo recordar o más me han llamado la atención:

Aventuras de Cultos Innombrables. Nosolorol ha ido sacando una colección de fascículos de aventuras de los Mitos de Cthulhu escritas por distintos autores. Las he ido comprando religiosamente y son muy buenas y variadas. Aunque el formato fascículo está bien, por su alta calidad merecen que en un futuro se publiquen en tapa dura, como ha sucedido con la campaña de El Resurgir del Dragón.

Dungeons & Dragons quinta edición. Ya sabéis que D&D es uno de mis juegos favoritos, así que he comprado todo lo publicado, de modo que tengo la colección completa. Destaco de este año la caja del Kit Inicial, que me sorprendió gratamente por la relación calidad / precio y la cantidad de cosas útiles que incluye. Creo que es un producto superior a la Caja de Inicio.

La broma macabra. Una campaña de Álex de la Iglesia para La Llamada de Cthulhu. Por lo que he podido ver, ha sido todo un éxito editorial y no es para menos, porque Álex es tan bueno escribiendo rol como haciendo cine. La aventura Comedia infernal está entre mis favoritas de los Mitos. Es una lectura que, sin embargo, todavía tengo por leer.

M-Space. En su momento, participé en el mecenazgo de 77-Mundos porque me encanta lo que hacen y cuando recibí el libro superó todas mis expectativas. Completaba el conjunto Viaje a Arcturus, una novela. Todavía no he tenido la oportunidad de estrenar el libro en una mesa de juego, pero me apetece mucho montar una ópera espacial porque es un género que apenas he explotado, así que cualquier día preparo una partida.

Aventuras en la Marca del Este. Aprovechando el pedido de la reimpresión de la caja roja, añadí las pocas aventuras que me faltaban para estar al día con la colección. Tengo pendiente recibir el paquetón en cuanto esté listo.

Warhammer Fantasy. Comencé a leer el pasado verano el manual básico publicado por Devir y también me hice con la primera entrega de la campaña El enemigo en la sombras. Siempre he estado tan inclinado hacia Dungeons & Dragons que este veterano del rol me había pasado prácticamente desapercibido y me gustó mucho.

Las bolsas negras de NSR. Si recordáis, con motivo de la campaña del viernes negro, Nosolorol puso a la venta unas bolsas opacas llenas de libros. Me pareció una iniciativa tan atractiva que quise tener las tres disponibles solo por descubrir el contenido sorpresa, así que de un plumazo añadí un montón de cosas a mi colección, algunas que ya tenía y otras nuevas.

Estoy convencido de que he comprando más libros de rol a lo largo del año, pero por lo pronto estos son los que recuerdo.

Colaboraciones con otros proyectos

Este año he hecho de betatester con Axis Mundi y de revisor con Crónicas de la Marca del Este. Ya he hablado en anteriores entradas sobre mis impresiones de Axis Mundi: es un retroclón de D&D enfocado a la creación de aventuras y mundos, con todas las herramientas necesarias para adaptar el sistema clásico a las necesidades de cada cual. Pese a que el mecenazgo no concluyó con éxito, la tenacidad de su autor y editores va a lograr que llegue de todos modos a las tiendas, lo cual es motivo de alegría porque considero que con el tiempo, si se le da la oportunidad, se va a convertir en un referente dentro del género.
Crónicas de la Marca del Este es una versión corregida de Leyendas de la Marca del Este, una adaptación de las reglas de Castles & Crusaders, que a su vez son una actualización de las del clásico AD&D. El autor que lleva la batuta de esta edición es Javier García «Dwaine Hicks» y tuvo a bien invitarme al grupo de desarrollo del proyecto para que colaborase en la labor de revisión. He aprovechado para ayudar en la corrección y para proponer algunos añadidos con el fin de mejorar la versión original de Leyendas de la Marca. En su momento, usé Leyendas de la Marca para jugar mi aventura La prueba de Lenzen, así que es un sistema que conozco bien y me gustó por su versatilidad y respeto al clásico. Si la sobreabundancia de retroclones lo permite, creo que Crónicas también será un referente, por suponer una versión más moderna y completa del reglamento que usa la Marca, que goza, por añadidura, del apoyo de una amplísima colección de aventuras listas para jugar.

Videojuegos

La mayor parte de los lanzamientos previstos para este año se han retrasado por culpa del confinamiento y las restricciones en distintas partes del planeta durante todo 2020, así que las superproducciones que se esperaban para 2021 se irán lanzando a lo largo de 2022.
Este año también ha estado marcado por el estreno de la nueva generación de máquinas, que pese a haberse visto afectado también por problemas de fabricación debido a la escasez de semiconductores, ya se ha tenido la oportunidad de vislumbrar sus posibilidades.
Por mi parte, me hice tanto con una PS5 como con una Xbox SX, y me tocó cambiar ambas porque tenían defectos de fabricación que ocasionaban problemas de ruido. Mi PS5, cuando usaba el lector y también cuando sufría estrés por uso intensivo del procesador, sonaba como un transformador eléctrico; o bien vibraban las tapas (en el primer caso) o zumbaban los componentes internos (en el segundo). Las Xbox, al menos las de la primera hornada, tienen un problema de diseño que generan también un ruido intenso cuando se usa el lector de discos, muy especialmente al leer bluray 4K o al instalar juegos. Ese ruido se atenúa al usar un posavasos de goma eva en la base para reducir la vibración, pero no siempre se consigue y hace que sea imposible o muy molesto ver una película, teniendo un ruido parecido a un serrucho de fondo.
Las máquinas que sustituyen a las que tuve no me dan de momento esos problemas, lo cual es un verdadero alivio.

Los mejores juegos que he probado este año son los siguientes:

Death Stranding, director’s cut. En rigor se trata de una versión de un juego lanzado a finales de 2019, pero este 2021 ha tenido una versión adaptada y mejorada al sistema PS5, que aprovecha su potencia y las posibilidades del mando háptico. Yo diría que es el mejor juego que he tenido la oportunidad de probar este año por su originalidad e interés de la propuesta. Probablemente, si no hubiera sido por la fama de Kojima, creo que ninguna productora se habría atrevido a financiar un juego sobre un repartidor de paquetes en un mundo postapocalíptico en el que hay fantasmas con cordones umbilicales, los muertos explotan y la lluvia envejece. Como amante de los juegos de exploración sandbox, lo cierto es que el hecho de tener la oportunidad de recorrer un territorio enorme y extraño con tal nivel de detalle a nivel de orografía me ha gustado mucho. Tiene una función muy curiosa y es que las cosas que construyes en el mundo de juego se comparten en los mapas de otros jugadores de todo el planeta, lo cual fomenta el trabajo colaborativo. Quizá, con el tiempo, me lo vuelva a pasar subiendo el nivel de dificultad.

Returnal. En Returnal eres una astronauta que se estrella en un planeta poblado por una fauna alienígena hostil y que, además, está atrapada en un bucle temporal. Cada vez que mueres se reinicia el ciclo y el planeta cambia. Se trata de un juego exigente que todavía no he logrado completar, con un diseño de niveles y una ambientación sonora que consiguen sumergirte del todo en ese mundo extraño.

Hades. Hades pertenece al mismo género de Returnal, los roguelike o juegos de mazmorras. En este caso, eres el hijo de Hades y quieres escapar del infierno. Cada vez que mueres, vuelves al principio y el entorno cambia de forma aleatoria. Me gustó mucho por lo bien que adapta la mitología griega a la historia que se está contando y al sistema de juego.

Halo Infinite. Se trata del buque insignia de la Xbox, que debería haber salido para la Navidad de 2020 y se retrasó todo un año porque el proyecto todavía no estaba acabado. No se puede decir que sea muy aficionado a los juegos de disparos en primera persona, ni tampoco a la propia saga Halo, pero he de señalar que esta nueva versión es muy divertida. Eres un marine espacial que tiene que sobrevivir a un planeta hostil y derrotar a unos monstruos alienígenas de nombre los Desterrados. El desarrollo viene a ser el propio de un cómic estadounidense y está adaptado totalmente a los gustos del público norteamericano conservador, con mucho culto a las virtudes del Ejército y del sacrificio del soldado. La IA de los enemigos está muy bien desarrollada y suele ser habitual que te flanqueen o te ataquen por sorpresa. También se encuentran distribuidos de forma estratégica, lo que aumenta la dificultad y hace que sea divertido seguir avanzando.

Series

Quizá la mejor serie que he visto este 2021 sea 30 Monedas, de Álex de la Iglesia. Seguí su desarrollo a medida que iban publicando cada episodio en HBO desde finales de 2020 hasta principios de 2021. Es una demostración del grado de madurez que ha alcanzado el trabajo de los creativos españoles, hasta el punto de tener una considerable relevancia a nivel mundial. Leí que había sido la serie más vista de HBO y creo que ha sido algo merecido. Destacaría el maravilloso papel que hizo Eduard Fernández como el padre Vergara, pero creo que ningún personaje tiene desperdicio. Me encantaron Manolo Solo como el cardenal Santoro o el impagable Cosimo Fusco como Angelo (ese Nyarlathotep endemoniado). La serie me recordó mucho a la aventura de rol Comedia infernal. Creo que fue un verdadero regalo a la comunidad rolera de todo el mundo, que habrá sabido apreciarla como nadie.
Recientemente también he vuelto a ver la serie Juego de Tronos de tirón, habiendo olvidado por fortuna parte de las tramas, con lo que ha sido en algunos casos como verla por primera vez. Vista en perspectiva, ahora aprecio más la traca final, aunque me sigue faltando algún episodio extra para explicar mejor la locura de Daenerys. Decir lo que voy a señalar es un tópico, pero Peter Dinklage interpreta el mejor papel de toda la serie. El grado de expresividad que alcanza hace que el personaje sea totalmente verosímil. Lástima que al final se convierta relativamente en un secundario y no reciba mayor relevancia.
Para concluir el año, he empezado a ver de nuevo House of Cards, que es una serie que me encantó en su día, de la que no vi su última temporada por el despido de Kevin Spacey, que interpretaba al protagonista y sin él, bueno, ya no merece la pena.

Libros

Como todos los años, me he dedicado a leer ensayo histórico, a destacar Una violencia indómita del historiador Julián Casanova, una historia del siglo XX bajo la perspectiva de los hechos más sanguinarios y un análisis de su naturaleza. Es un libro duro de leer porque destapa de forma cruda las miserias del ser humano, pero muy recomendable.
De no menos interés, y también en la misma línea, el ensayo del historiador Paul Preston de título El holocausto español, sobre la violencia de la guerra civil. Es un libro muy específico sobre los aspectos más oscuros de la guerra fraticida. Ya lo había leído hace años, pero el trabajo de Preston merece ser revisitado.
Asimismo, me he dedicado a leer memorias, biografías y obras generales, cuyos títulos no quiero desvelar porque atañen al proyecto que llevo entre manos.

Conclusión

El año 2021, al igual que 2020, se me ha pasado de una forma rapidísima, como si fuera ayer cuando dijeron que teníamos que confinarnos, probablemente porque lo he pasado sobre todo dedicándome a mis rutinas y a resolver toda clase de problemas relacionados con el negocio familiar. Mi propósito de 2022 es recuperar la costumbre de viajar, la cual echo mucho de menos, y también la de visitar lugares con fines deportivos o culturales.
El nuevo año comienza aguardando la inminente publicación de mi nuevo libro, el cual espero y deseo que esté a la altura de la calidad que buscan los lectores y que tenga buena acogida pese a la circunstancia de un mercado donde hay mucha variedad y cada día es más difícil competir, y que, además, se encuentra afectado por los problemas derivados de la pandemia, la escasez de materias primas y la crisis energética.
Las primeras horas del año las he dedicado a seguir escribiendo Un tiempo de yugo y flechas, lo cual es toda una declaración de intenciones respecto a qué voy a hacer durante todo 2022 y probablemente 2023, hasta que concluya. Mañana, día 2, ya he quedado con mi grupo habitual para continuar la campaña.
Gracias a todos los que seguís leyendo el blog y a quienes habéis apoyado mi trabajo, de modo que tenga la oportunidad de seguir publicando. ¡¡Feliz Año Nuevo!!

Comentarios

  1. Pues menudo añito de hacer cosas. Bastante apabullante :D. Me alegra que Axis Mundi te haya gustado y que estés pensando en hacer algo con M-Space ;).

    Enhorabuena sobre todo por seguir sacando adelante tus obras, que se están ganando un hueco entre el público y una muy buena reputación.

    Suerte con el nuevo año y a ver si dejamos la pandemia atrás de una vez :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus amables palabras, Carlos :-)
      Ayer vi la hoja de personaje de Axis Mundi en Twitter y tiene muy buena pinta, estoy deseando ver cómo ha quedado el libro final.
      Te deseo también un feliz año y suerte con todos los proyectos :-)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El Juguetero en otros sistemas

Preguntas y respuestas sobre Tambores de Guerra

Axis Mundi: La guarida de Lord Kroakus (en Umbría)