Resumen de mi 2018 rolero

Hay una costumbre entre los escritores de blogs de rol que es la de hacer un resumen de cómo han vivido la afición cuando se acaba el año. Como yo soy un hombre respetuoso con las tradiciones para no soliviantar a los ancestros, voy a hacer un ejercicio descarado de narcisismo pensando que esto va a ser de interés general y no será tan aburrido como pasarse horas mirando la carta de ajuste o leyéndose el BOE.

Tambores de Guerra, mi campaña de los Mitos

Si hay algo de lo que debe hablarse a la hora de resumir un año rolero es a qué se ha jugado. En mi caso llevo desde mediados de 2017 con una campaña de los Mitos de Cthulhu que he escrito para el sistema Hitos de Nosolorol y se llama Tambores de Guerra.
Mis amigos de Google+ estarán fritos de leer una y otra vez cosas sobre esta campaña porque les llevo machacando con mi diario de diseño desde que empecé a esbozarla, pero como no había hablado de ella en el blog y a mí me encanta hablar de mi libro, voy a hacer lo propio de Francisco Umbral y expondré un breve resumen.
Tambores de Guerra está ambientada, valga la redundancia, en la guerra colonial de Marruecos y en la guerra civil española de 1936. Resalto lo de 1936 porque en este país llevamos una buena tradición de guerras civiles, aunque se nos olviden las demás. La campaña está compuesta por cuatro aventuras largas que relatan la vida de los personajes jugadores en un tiempo convulso, comienza en 1908 y acaba en 1939. Cada una de ellas está planteada para jugarse con un estilo distinto. La primera es un sandbox de exploración y construcción, la segunda una aventura de investigación, la tercera una historia de batallas y espionaje, y la última un conjunto de historias en las que los personajes jugadores deberán tomar la decisión de permanecer fieles a la democracia o participar en su destrucción.
Escribir la campaña me llevó cerca de un año y creo que es un esfuerzo que ha merecido la pena. Lo estamos pasando muy bien, nos reunimos prácticamente todos los domingos y no necesito preparar nada antes de comenzar la sesión porque recuerdo lo esencial, así que me limito a sentarme y a disfrutar.
De forma habitual quedo con mis amigos de siempre a través de videoconferencia, usamos la plataforma Roll20 como apoyo, jugamos dos o tres horas y luego cada mochuelo se va a cenar. Preferimos seguir un ritmo pausado para atender al detalle e interactuar con los escenarios y los personajes secundarios, así que estamos sacando todo el jugo posible al material.
Cada vez le encuentro más virtudes a jugar en Internet pese a que me gusta más hacerlo en mesa. Nadie tiene que hacer de anfitrión, ni desplazarse. Es fácil quedar cualquier día y a cualquier hora, aunque ya tengamos uno fijado. Por si fuera poco, Roll20 te ofrece todo lo que necesitas de forma muy mascadita: tablero, música y dados.
Este verano entregué una copia de la campaña a Nosolorol para que evalúen si tiene posibilidades de publicación. En tal caso, saldrá después de Los asesinatos del Juguetero, otra campaña escrita por un servidor de ustedes que he dirigido varias veces y, si Dios quiere, verá la luz más pronto que tarde gracias a la misma editorial.
Si las dos campañas se juegan juntas supondrán una historia aún mayor porque comparten personajes secundarios y algunas tramas. Los asesinatos del Juguetero tiene lugar en 1926, en medio de la cronología de Tambores de Guerra, de este modo hablamos de una precuela y una secuela a la vez.

D&D, un compañero que nunca se olvida

Mi labor como director de juego este año se ha centrado, como decía, en arbitrar Tambores de Guerra, pero también he dirigido unas cuantas partidas a mi queridísimo Dungeons & Dragons. No puede acabar un año sin que al menos haya machacado algún aventurero incauto y visto los rostros compungidos de mis jugadores al toparse con espantosas trampas y monstruos malvados.
Las partidas de D&D que dirijo son bastante gygaxianas, ya he dicho que respeto a los ancestros. Hay reto y hay dolor. Cuando acaban, los jugadores se levantan triunfales por haber superado algo difícil. Se marchan a casa con la sensación de haberse ganado hasta la última moneda de oro, y yo reclino la silla en gesto de satisfacción por las múltiples invenciones que hacen para solventar los peligros de mis mazmorras.
Las reglas que he usado son las de Aventuras en la Marca del Este (D&D Básico 1983), las de El Resurgir del Dragón (D&D 5, SRD) y las de Dungeons & Dragons 5ª. En El Resurgir del Dragón tuvimos un Total Party Kill (TPK), con lo cual, lo que se iba a convertir en una campaña acabó de una manera trágica con los aventureros devorados por los muertos vivientes. Volveremos a intentarlo, no fue un adiós, sino un hasta luego. Me dolió especialmente la muerte de Persona Pájaro, un aventurero karasu —o kenku en el D&D oficial—, que me caía especialmente bien y nos hacía reír cada vez que lo nombrábamos. No obstante tengo una reputación y hay que mantenerla, Persona Pájaro mordió el polvo y acabó en el panteón de los don nadie. No sobrevive el más audaz, sino el más astuto.

Mis aventuras como jugador

Aunque no es habitual que esté al otro lado de la pantalla, no hay año en el que no haga de jugador, lo que suele ser más frecuente en jornadas. Cuando salgo de mi hinterland lo que realmente me apetece es probar cosas nuevas, conocer formas diferentes de contar historias y observar el mundo (rolero) desde otra perspectiva. ¡Hay otros ombligos aparte del mío!
Este año he probado —entre otros— tres juegos bastante interesantes, además con el privilegio de hacerlo con sus respectivos autores. El primero es Edén, el segundo Trauma Unit y el tercero Máscaras del Imperio.
Edén es un juego donde se mezcla un mundo primitivo con la ciencia ficción que me resultó bastante curioso. Para representarlo usamos todos los verbos en infinitivo y gritos de batalla que hacían retumbar la sala. Lo pasamos estupendamente.
Trauma Unit entra dentro del género de la ficción cyberpunk. Representas a miembros de una empresa futurista dedicada a ayudar a gente con problemas médicos, metida por lo general en asuntos turbios. Me llamó la atención la estructura en formato historietas que se juegan en poco tiempo. Es un juego en principio pensado para tardes sueltas. Como no lo he leído no sé si también se ha planteado para jugar una campaña, aunque no veo razón que lo impida. Usa el sistema Hitos, así que para mí es un atractivo añadido ya que lo domino muy bien.
Máscaras del Imperio es un juego de capa y espada ambientado en el siglo XVII que está a punto de salir y pinta divertidísimo. Tuve el privilegio de jugarlo con el gran José Masaga que es un narrador de lujo, de esas personas a las que escucharías todo el día. Su preparación de la escenografía y de la ambientación dejan a cualquiera a la altura del betún, es difícil no aprender algo nuevo con él. Sus alumnos tienen que estar más que contentos.

Mecenazgos y adquisiciones

Este año he participado en tres mecenazgos: La torre de Salfumán, Sturm und Drang y Mythras. La torre de Salfumán es un proyecto de la editorial 77 Mundos para aplicar lo lúdico a un entorno educativo. Sturm und Drang es una ambientación para el juego Walkure ubicada en la II Guerra Mundial creada por el Grupo Creativo de la Marca del Este y Mythras es una edición revisada de RuneQuest 6 con otro nombre, ya que la empresa encargada ha perdido la licencia. También lo va a sacar en castellano 77 Mundos.
Tanto la editorial como el grupo forman un conjunto de personas con una considerable iniciativa y suelen sacar adelante proyectos más que interesantes, así que conviene apoyarles para que sigan trabajando. Si hay algo de lo que debemos sentirnos orgullosos los aficionados al rol es de la enorme actividad creativa que hay en España. ¡Y que no decaiga!
En verano me dio un buen disgusto que Sturm und Drang no alcanzase la financiación necesaria y peligrase la línea de Walkure, que es un juego de ciencia ficción que recomendaría probar. Además la gente de la Marca trabaja muy duro y suele tratar muy bien a sus seguidores, con lo que merecen el máximo apoyo en todo lo que hagan. (¡Sí en todo! ¡Niño, deja esas estúpidas cartas Magic y apoya a la Marca!)
Entre las adquisiciones que he hecho este año están El mundo salvaje de Solomon Kane, La Tumba de la Aniquilación, Aventuras en la Tierra MediaEl secreto de los Nimblekins, el manual de bolsillo de Omertá, Chicago Dry Agents, Los harapos del rey, los suplementos de El Resurgir del Dragón, Apache, Labyrinth Lord Aventuras Vol. 1, Ragnarok 3ª —recibido del mecenazgo— Tiempo fuera del tiempo. Estoy convencido de que me habré dejado cosas por el camino, pero uno ya se hace mayor y la memoria le flaquea. Pocos juegos nuevos y muchos suplementos, como se puede ver.

Conclusiones

Este año 2018 que se acaba ha sido muy activo en mi mesa de juego, que es de lo que se trata. He jugado de forma regular casi todos los domingos, he participado en jornadas, mi colección se ha ampliado y también he leído un montón. Así que, al menos en mi entorno, la afición al rol sigue estando en plena forma. Otros años he coleccionado más y jugado menos, por lo tanto estoy completamente satisfecho. Todos conocemos las épocas de vacas flacas en las que es imposible quedar por uno u otro motivo.
¿Deseos para el año próximo? En lo que a rol se refiere, seguir haciendo lo mismo y empezar un nuevo proyecto, quizá la escritura de una nueva campaña, una nueva aventura o incluso un juego. Pero luego todo se verá, que los proyectos y deseos los carga el diablo. Me gusta más hablar de lo que estoy haciendo o he hecho que de lo que voy a hacer.

¡Felices fiestas a todos!

Comentarios

  1. Gracias por el apoyo a los trabajos de 77Mundos, se agradece la confianza :).

    Estoy de acuerdo en que lo mejor sin duda es tener un grupo de juego con el que dedicarse a lo mejor de nuestra afición: jugar partidas. Aunque sean por internet ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer la entrada y por todo el trabajo que estáis haciendo para sacar adelante un proyecto editorial tan interesante :D
      Me encantaría que algún día te animases a publicar las cosas de la Frikoteca en un libro como Hexplora, tienes uno de los mejores blogs de este país :-)

      Eliminar
    2. Como blog estoy muy orgulloso de la Frikoteca... pero no sé si tiene la calidad suficiente como para convertirse en un libro coherente ;).

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dragon Ground Set Vol. 1

Reflexiones sobre el uso del azar en las aventuras de investigación

Cazando blogs de rol